Información

Cómo hacer que el perro de un vecino deje de ladrar


A Viola le gusta transmitir las pepitas de sabiduría que ha acumulado. Ha hecho contacto visual con Robert Redford y ha conversado con Julia Roberts.

Corteza, Corteza, Arf, Arf, Yap, Yap, Yap

Ya sea que tenga un perro o no, si vive en un vecindario poblado, seguramente tendrá un parloteador o dos. Si bien la mayoría de los perros le ladran al conejo o al cartero ocasional, algunos perros pueden durar horas y desgastar su último nervio. Antes de que se rompa, tome algunos pasos probados y verdaderos para restaurar la paz y la tranquilidad en su comunidad sin alienar a sus vecinos.

Por qué ladran los perros

Hasta que no podamos realmente meternos en la cabeza de un perro, no sabremos exactamente por qué ladra. Pero, según su comportamiento, a menudo podemos adivinar por qué ladra un perro. Alguien toca el timbre y el perro ladra para comunicar una advertencia. Le enseñas una pelota de tenis y ladra para indicar que quiere jugar. La has dejado afuera demasiado tiempo y ladra para pedir que la dejen entrar. Estas son las razones más comunes por las que los perros ladran:

  • Para proteger su propiedad de intrusos.
  • Está sola o aburrida. Los perros son animales de carga y en realidad pueden tener ansiedad por separación.
  • Para llamar la atención.
  • Al saludar o jugar. Los niños que juegan al aire libre pueden provocar ladridos.

La opción vecina

La confrontación no es mi punto fuerte. Sin embargo, creo que el encuentro cara a cara suaviza cualquier tipo de queja. Si el perro de su vecino no ladra constantemente a nada en particular, su primer paso podría ser reunirse con el dueño de Rover de una manera amable y amistosa.

Una opción podría ser comprar un juguete para masticar, ponerle un lazo y llamar a la puerta del vecino. Quizás podrías presentarte con algo como esto:

"Hola. Soy tu vecino y pensé en llevarle un regalo a tu perrito. Parece hablar bastante y pensé que esto podría calmarlo. Si funciona, quizás a los otros vecinos no les importaría colaborar mantenlo provisto de juguetes para masticar. ¿Crees que le gustaría o tienes alguna otra idea? "

No visite cuando esté frustrado o enojado. Si el dueño cree que usted quiere lo mejor para el perro, es posible que sea más receptivo a tomar medidas positivas.

La opción de bricolaje

Cuando me mudé a mi hermoso vecindario de Colorado, quedé cautivado con la vista de Pikes Peak, el parque a solo unas puertas y el paisaje maduro de los jardines bien cuidados. Sin embargo, una vez que descargamos el camión y pusimos a nuestro West Highland Terrier de 7 años en el patio trasero, comenzó la angustiosa batalla por el césped.

No nos habíamos dado cuenta de que los vecinos que estaban detrás de nosotros tenían tres perros grandes que hablaban mucho sobre su territorio. Agregue a eso que la casa contigua a la de ellos tenía dos niños pequeños a quienes les gustaba alimentar a los perros a través de un agujero en la cerca, y era un verdadero circo de tres pistas.

Pensando que todos se acostumbrarían el uno al otro, toleré la conmoción durante dos semanas en medio de nuestro hermoso verano. Cuando mi familia y yo no pudimos soportarlo más, acudí a los expertos: Google. Encontré un ingenioso dispositivo que emite un sonido agudo que supuestamente evita que los perros ladren. ¡En su mayoría tenía excelentes críticas y costaba menos de $ 30! Pedí uno con envío rápido, coloqué las baterías en el dispositivo liviano y lo coloqué cerca de la cerca mientras caminaba cerca.

¡R-r-ruff! Uno de los perros ladró.

¡Arf! Respondió mi perro. Luego, silencio durante aproximadamente un minuto.

Otro Grrff! y luego se detuvo por completo.

Este dispositivo funciona disuadiendo el ladrido de un perro con un sonido ultrasónico, imperceptible para los humanos pero efectivo para los caninos. Es pequeño e impermeable, por lo que es fácil dejarlo afuera. Cuando otro vecino se mudó a la casa de al lado con un chihuahua, compré un segundo. Salvó mi cordura.

La opción de último recurso

Si las medidas razonables no ayudan a calmar los ladridos de un perro, es posible presentar una queja formal. La mayoría de las ciudades tienen ordenanzas sobre el ruido que prohíben que los dueños de perros u "otros animales con pezuñas" permitan ladridos, aullidos u otros ruidos "irrazonablemente fuertes o persistentes" que perturben la paz. Puede presentar una queja por ruido ante la ciudad, que luego investigará las circunstancias. Si el oficial de control de animales encuentra que el ruido es excesivamente alto o persistente dentro del perímetro circunscrito (en Colorado Springs, el límite está a 500 pies del perímetro exterior de la propiedad), la ciudad puede emitir una advertencia legal al dueño de la mascota. Si el propietario no toma medidas para solucionar el problema dentro de un período de tiempo razonable, se puede emitir una citación. Las citaciones a menudo vienen con sanciones y pueden requerir una comparecencia ante el tribunal.


7 formas de hacer que el perro de tu vecino deje de ladrar

¿El cachorro de al lado es tan ruidoso que te preguntas cómo hacer que el perro de tu vecino deje de ladrar?

Bueno, tengo algunos buenos consejos que te ayudarán frenar los ladridos.

¡Sigue leyendo para descubrir cuáles son!

¿Cómo hacer que el perro de mi vecino deje de ladrar?

Los perros son geniales porque te ofrecen amor y apoyo incondicional.

Desafortunadamente, a algunos perros también les gusta “hablar” y pueden hacerlo día y noche hasta que empiecen a volverte loco.

Si fuera su perro, probablemente podría encontrar una solución averiguando por qué su perro ladra tanto.

Pero, ¿qué debes hacer cuando es el perro del vecino el que hace todo ese ruido? Veamos.

# 1 No culpes al perro

Entiendo lo frustrante que puede ser cuando el perro de su vecino ladra todo el día. Y que es fácil culpar al perro.

Sin embargo, debes recordar que culpar al perro no va a resolver los problemas.

En cambio, para que el perro de su vecino deje de ladrar, intente averiguar qué desencadena los ladridos:

  • ¿Rover se siente amenazado por tu presencia? Algunas razas son muy territoriales y tratarán de proteger sus hogares a toda costa.
  • ¿El perro está solo durante la mayor parte del día? Los ladridos son una forma de que algunos perros alivien el aburrimiento o digan que odian que los dejen solos.
  • ¿El perro parece emocionado? Ladrar no siempre significa "retroceder". A veces, los perros se ponen tan nerviosos que tienen que expresarlo de alguna manera.

# 2 Habla con tu vecino

Puede que le parezca increíble, pero es posible que sus vecinos no se den cuenta de que su perro ladra excesivamente.

Por ejemplo, el perro puede estar aullando debido al aburrimiento cuando sus dueños están en el trabajo y guardar silencio cuando llegan a casa.

Además, sus vecinos pueden saber sobre los ladridos y podrían estar trabajando para solucionar el problema.

Entonces, acércate a tu vecino y cuéntale lo que está pasando.

Algunos propietarios se ponen muy a la defensiva en estas situaciones, pero dejar una nota anónima o presentar una queja de inmediato hará que sus vecinos se pongan aún más a la defensiva y hostiles.

Necesitas Haz que tus vecinos comprendan cómo te está afectando el ladrido de su perro..

Entiendo su deseo de evitar enfrentamientos con personas que no conoce muy bien. Pero tratar de hablar sobre los problemas es tu mejor opción.

Es posible que sus vecinos sean dueños de perros sin experiencia y es posible que necesiten que los empuje en la dirección correcta y los ayude. encontrar un entrenador profesional.

¡También puedes mostrarles este video a continuación!

# 3 Bloquea la vista

¿El perro de su vecino le ladra excesivamente cuando sale al patio / jardín? Entonces Rover probablemente esté protegiendo su territorio.

Él te ve como un enemigo y alguien a quien debería ahuyentar lo más rápido posible.

Entonces, cuando entras a la casa, el perro piensa que ha ganado. Como tal, refuerzas su comportamiento sin darte cuenta.

Mi consejo es bloquear la vista del perro en su patio. Si Rover no puede verte, entonces no tendrá esa intensa necesidad de defender.

Puede utilizar una malla de cerca o plantar algunos árboles a lo largo de los límites de la propiedad.

# 4 Hazte amigo del perro

Además de bloquear la vista, otra forma de hacer que el perro de tu vecino deje de ladrar es agradarle a Rover.

Si el perro conoce tu olor y el sonido de tu voz, será menos probable que Rover te perciba como una amenaza.

Puede pedirles a sus vecinos que conozcan al perro y pasen un tiempo con él. A medida que se vayan conociendo bajo la supervisión de los propietarios, Rover no se pondrá tan nervioso cuando vayan al patio.

Además, haz que el perro se acerque a tu parte de la cerca para explorar. Es menos probable que Rover se sienta frustrado si sabe qué hay al otro lado de la barrera.

Sin embargo, no se acerque al perro sin el permiso del dueño. No puedes estar seguro de cómo va a reaccionar el perro y podrías provocar a Rover sin querer.

Además de esto, no debes lanzar trata al perro para sobornarlo gustarle.

Una de las razones es que Rover se dará cuenta de que los ladridos le dan recompensas y serán el doble de fuerte que antes.

Además, el perro puede tener necesidades dietéticas especiales y las golosinas pueden dañarlo.

# 5 pasa más tiempo con el perro

¿Va a su jardín / patio una vez a la semana o una vez al mes? Entonces no es de extrañar que el perro de tu vecino te ladra.

Rover no te conoce porque no estás tan cerca.

En estas situaciones, todo lo que tiene que hacer para evitar que el perro de su vecino ladre es estar en el patio / jardín con frecuencia.

Una vez que Rover se acostumbre a verte y olerte, no se sentirá tan territorial y asustado.

# 6 Consigue un silbato para perros

Los silbidos para perros emiten un ruido con una frecuencia que solo los perros pueden oír.

Como tal, un silbido agudo puede ser útil para entrenar al perro de su vecino para que deje de ladrar:

  • Esperar a que el perro del vecino empiece a aullar.
  • Haz sonar el silbato una vez. El sonido debería asustar al perro y hacer que se detenga.
  • Continúe usando el silbato cada vez que el perro comience a ladrar.

Sin embargo, tenga en cuenta que el entrenamiento con silbidos para perros no siempre es tan efectivo como refuerzo positivo.

Pero hay algunas aplicaciones de silbato y silbidos inteligentes que puede frenar los ladridos de un perro cuando no estás cerca.

# 7 Presentar una queja

Entonces, ha agotado todas sus opciones y ha hablado con su vecino. Pero el perro sigue ladrando y volviéndote loco.

Para ser honesto, tal acción probablemente dañará la relación con su vecino y dará lugar a discusiones y peleas.

Es por eso que debería ser una medida final para evitar que el perro de su vecino ladra.

Tendrá que investigar un poco para averiguar dónde debe presentar la queja.

Depende de dónde viva y cuáles son las leyes con respecto a los perros que ladran.

Además de esto, es posible que desee hablar con sus otros vecinos. Lo más probable es que si el perro te está molestando, esté molestando a todos los demás.

Es posible que presentar una sola queja no genere una acción, pero es más probable que se investiguen varias.

Además de esto, Te aconsejo que grabes y saques fotos del perro que ladra.

Puede llegar a su palabra contra la de su vecino, y querrá tener alguna prueba para defender su caso.

En conclusión, ladrar es tan natural para los perros como respirar. No se les puede culpar por ladrar cuando se sienten solos, asustados o en territorio.

Es del propietario de quien tiene que hablar para que pueda remediar la situación u obtener ayuda profesional.


Pregúntale a tu perro por un comportamiento incompatible

Cuando su perro comience a ladrar, pídale que haga algo que sea incompatible con ladrar. Enseñarle a su perro a reaccionar a los estímulos de ladridos con algo que los inhiba de ladrar, como acostarse en su cama.

Ejemplo: alguien en la puerta

  • Arroje una golosina en su cama y dígales que "vayan a su cama".
  • Cuando se vayan de manera confiable a la cama para ganarse un regalo, suba la apuesta abriendo la puerta mientras están en su cama. Si se levantan, cierre la puerta inmediatamente.
  • Repita hasta que se queden en la cama mientras se abre la puerta.
  • Luego, aumente la dificultad haciendo que alguien toque el timbre mientras su perro está en la cama. Recompénselos si permanecen en su lugar.


Cómo manejar cortésmente el ladrido del perro del vecino: 8 enfoques afectuosos

Según el libro galardonado A Dog's Purpose, los perros se consideran a sí mismos "protectores" de su manada humana. Incluso nuestro golden retriever Charm, un perro de exhibición retirado, insiste en comprar su caja de juguetes antes de corretear para ladrar a las entregas y visitantes.

Como propietario de una bola de pelusa, la responsabilidad de las mascotas es nuestra responsabilidad, incluida la enseñanza de cuándo deben estar callados. Todos los residentes del vecindario y los habitantes de los rascacielos, en un momento u otro, experimentan el ladrido de un perro. Mientras que muchos caninos están bien entrenados para proteger a los intrusos, otros aúllan a cualquier cosa, desde el susurro de las hojas hasta las ardillas.

Si el compañero canino de su vecino está en la última categoría, considere estos enfoques para calmar las cosas:

1. Escuche y observe: ¿Cuándo ocurren los ladridos: con un visitante, una entrega de paquetes y un golpe en la puerta o un timbre? ¿Son ladridos incesantes durante tormentas eléctricas, fuegos artificiales, todo el día o toda la noche? Observe cuidadosamente los hechos. Registre objetivamente las fechas y horas por escrito durante 2-3 semanas, sin comentarios subjetivos.

2. Comunicación clara y tranquila: Mantener una relación de buen vecino requiere una comunicación clara y honesta. Si tiene una preocupación legítima sobre un perro ladrando, avísele a su vecino. Evite quejarse cuando se sienta frustrado. Espere hasta que se pueda hablar de los ladridos con calma. Esté preparado para escuchar y abierto al compromiso. "John, observamos que después de que te vas a trabajar, tu cachorro te ladra todo el día". Recuerde, el tono lo dice todo.

3. Enfócate en la solución: Comparta cómo los ladridos le están afectando a usted y a su familia. Una vez hecho esto, es mucho mejor gastar tiempo y energía en soluciones que en seguir quejándose. “¿Podrías considerar un horario que mantenga tu hermosa bola de pelo adentro durante las tormentas eléctricas? ¿Quizás una chaqueta de trueno ayudaría a calmar a tu perro mientras estás fuera? Disfruto de nuestra relación de vecindad ".

4. Sea diplomático y paciente: Es posible que su vecino no se dé cuenta del problema de los ladridos si su perro solo ladra cuando está ausente. Explique cortésmente los momentos específicos en que su perro ladra. Por ejemplo, "Buffy gritó desde las 9:00 a. M. Hasta las 11:30 a. M. Y luego otra vez desde las 2:00 p. M. hasta las 4:30 p.m. causando disturbios ". "¿Puedo preguntarle si puede encontrar una solución como un collar sin ladridos mientras no está?" Si su vecino está dispuesto a buscar estrategias para ayudar a resolver el problema, déle tiempo para implementar técnicas como el entrenamiento de perros en casa o profesional.

5. Cortés nota: Si los intentos de conectarse cara a cara no tienen éxito (o su visita no es atendida), escriba una nota diplomática y amistosa atada en un moño con una golosina para perros. Las peticiones pueden parecer una buena idea, pero son intimidantes, especialmente si su vecino no se da cuenta de los ladridos.

6. Hazte amigo del perro: Si el perro del vecino le ladra directamente, pídale a su vecino una presentación amistosa. Si el perro se siente más cómodo, es posible que deje de aullar cuando te vea. Asegúrese de pedir permiso antes de darle una golosina al perro durante este proceso.

7. Busque una autoridad superior: Muchas asociaciones de propietarios de viviendas y edificios, administradores de edificios, juntas de condominios y comunidades publican convenios, códigos y restricciones. A veces, una carta recordatoria amistosa de una autoridad superior hace maravillas.

8. Habla con las autoridades locales como último recurso: Si los ladridos continúan interfiriendo con la vida diaria, consulte con las autoridades locales para hacer cumplir las ordenanzas sobre el ruido. Pida a los vecinos que confirmen la molestia por ruido, para evitar ser el residente solitario y gruñón con un hueso para recoger. Esto puede causar repercusiones negativas duraderas.

Un canino que se porta bien es una alegría para los vecinos. ¡No hay nada peor que expulsar a tu bebé peludo del vecindario!


Consejos sobre cómo silenciar al perro que ladra de un vecino, de aquellos que saben

Compartir este:

Creo que he descubierto un tema que genera casi tantos comentarios como los gatos errantes, y son los vecinos con perros que ladran. Aquí hay una muestra de los correos electrónicos que recibí.

QUERIDA JOAN: Como alguien que ha experimentado los ladridos de los perros de un vecino, resuelto pero con considerable angustia, (aquí está) una sugerencia para resolverlo.

Compre una grabadora, preferiblemente una que tenga una fecha y una hora de inicio y finalización. Colóquelo en un lugar de su jardín que obviamente no esté tratando de aprovechar al máximo una situación y déjelo correr todo el día, o la noche, dependiendo de la hora en que se produzcan más ladridos.

Obtenga cintas o dispositivos adicionales que hagan la grabación. Toma una foto de dónde lo pusiste. Después de recopilar eso durante varios días consecutivos, sugiero una semana completa, llévelos a su departamento de policía para respaldar que no es un maniático que simplemente intenta causar problemas.

Me he dado cuenta de que pedirle al vecino que haga algo al respecto no hace nada, en cuclillas, con galletas o no. Con demasiada frecuencia niegan que sus perros hagan algo. En mi caso, lo llevé a una audiencia de la ciudad y me impuse.

La ciudad en la que vivo, no revelaré en qué ciudad, tiene ordenanzas estrictas sobre perros que ladran. Las multas comienzan en $ 200 por citación y tienen un límite de $ 1,000 por día. ¿Quién con un perro ladrando quiere enfrentarse a eso? La realidad financiera los golpea en la cara.

Si la comunidad en la que vive el escritor no tiene tal ordenanza, desafíe al ayuntamiento para que promulgue una.

El problema no es un mal perro, el problema es un mal dueño. ¿Es un vecino infeliz? Posiblemente, pero tiene una de dos opciones: hacer algo o vivir con ello.

Stan Morgan, Área de la Bahía

QUERIDA JOAN: Desafortunadamente, tenía un perro pequeño que ladraba y arañaba la puerta sin parar mientras estaba en el trabajo. Mi vecino nunca me habló, sino que fue directamente al control de animales, que salió, inspeccionó la situación y me citó.

No tenía ni idea de lo que estaba pasando. Tuve que pensar en algo más para manejar al perro y mantener la paz, lo cual hice. Hubiera sido más feliz si ella hubiera venido primero a mí.

Wisti Quenneville, Área de la Bahía

QUERIDA JOAN: Las personas pobres con el problema del ladrido de los perros necesitan un dispositivo electrónico de alta frecuencia que puedan montar en su lado de la propiedad y que entrene al perro para que deje de ladrar. Se activa por el ruido y emite un sonido incómodo que solo el perro puede oír.

Los perros aprenden rápidamente que dejar de ladrar detiene el sonido. (Los dispositivos) están disponibles en varios tamaños y formas, algunos están hechos para parecerse a pajareras, y tienen la capacidad de enfocar el sonido en una dirección específica.

Un dispositivo llamado Bark Free salvó la vida de mi cuñado, un patrullero de carreteras, cuando trabajaba en el cementerio y vivía en un vecindario en el norte de Sacramento con tres perros ladrando justo al otro lado de la cerca de su dormitorio. Se lo llevaron cuando se mudaron a Hawái y ahora lo están usando para calmar al perro cazador de cerdos del vecino, encadenado en el patio trasero.


Ver el vídeo: 10HRS Anti Perro Ultrasónico control de Ladridos mantener a un Perro fuera del Jardín SoundFX (Julio 2021).